viernes, 24 de octubre de 2014

Bullying en la Oficina

Este tema me preocupa bastante, y con el título me refiero a que pasa cuando tus compañeros de trabajo te hacen la vida imposible en todo aspecto, sin siquiera haberles hecho algún tipo de daño, del modo más infantil que puede existir.

Le pasa principalmente a personas que denotan una inteligencia excepcional y se destacan dentro de sus labores, no me malentiendan son personas que destacan sin querer, solo porque se va demostrando lo útiles, creativos, resolutivos y eficientes que son.

Dentro del lugar en donde estas personas trabajan, es obvio que la mayoría de los colaboradores son de un estándar laboral promedio, algunos por opción propia, otros porque no pueden destacarse simplemente.
Sabiendo lo complicado que es compartir el lugar de trabajo, por casi la mitad del día con muchas personas de diferentes niveles de inteligencia, caracteres, no faltaba más que además de todo se genere un tipo de Bullying. Primero estas terribles personas escuchan todas tus conversaciones y las tergiversan, opinan de tu vida descaradamente, apenas te saludan y te miran como si estuvieses vestido con el peor atiendo del mundo o tuvieras alguna enfermedad infectocontagiosa, o simplemente te hacen creer que te adoran para sacar algún tipo de partido ya sea laboralmente o de modo personal.

Aún me sorprenden estas prácticas en contra de las personas destacadas, hace muy poco una persona muy cercana a mí  tenía una serie de documentos sobre su escritorio de oficina y al día siguiente  desaparecieron, documentos muy relevantes para su trabajo, se descubrió que otras personas los tomaron y los botaron a la basura, tratando de entorpecer su trabajo, y al momento de comunicar esta situación a sus superiores, de nada sirvió. En un sentido dicha persona se siente obviamente desprotegida, sin apoyo por parte de sus superiores, lo que es peor, no era la primera vez que estas personas hacían esto, pareciera que nadie toma lo grave que es esta situación.

Lo único que queda es resguardarse de todo intento de bullying laboral, esconder documentos, resguardarse en las personas que si quieren el bien y son amistosas dentro del lugar de trabajo, guardar bajo 7 llaves cosas relevantes del trabajo, utilizar claves de 20 dígitos en la computadora, etc.

Lo positivo de todo esto es que siempre hay personas que te hacen sentir bien, te levantan el ánimo, te invitan a un entretenido happy hour, y te indican que todo estará bien, gracias a esos pequeños angelitos que están acompañándote a través del infierno.


Para terminar ¿acaso es un pecado destacar en tu trabajo y ser reconocido por tu eficiencia?, yo creo que no, además no por eso te vas a menoscabar y dejar de demostrar lo mucho que vales.