lunes, 23 de junio de 2014

" El príncipe de hielo"


Esta historia está a un nivel más fantástico, en comparación con las anteriores, aunque como dijo Tolkien "el mito es invención de la realidad". Espero les guste.


"Camilo era el príncipe,   dueño de una inmensa fortuna, poseía  todo lo que una persona pudiera desear, incluso de sobra, una inteligencia esplendida, un castillo en la playa,  otro en la colina, el carruaje más moderno, muchos súbditos y las mujeres más hermosas a su disposición.

El pueblo se admiraba de su riqueza y sabiduría, pero al mismo tiempo comentaban, “los lujos no hacen la felicidad, nada  es para siempre, solo permanece el amor el cual el príncipe jamás ha tenido el privilegio de conocer”.

Pero cada noche la misma canción, el príncipe mirando a la ventana y tocando su pecho, “aun teniendo esto, hay algo me falta”, y desdichado se dormía.

Un día decidió bajar al pueblo,  decidido a pasear y comprar fruta fresca en el mercado, cuando de pronto tropezó con una hermosa jovencita de labios de fresa y pómulos rosa, cabello castaño, hermosos ojos marrones  y pestañas larguísimas, quedó maravillado, debido a esto no dudó en intentar cortejarla y preguntar su nombre, ella respondió “Noemí”.

Pasado el tiempo comenzaron un romance, y la gente del pueblo comentaba “tal vez esta criatura por fin logre entibiar el corazón del príncipe”, pero su naturaleza burdamente fría y los pensamientos de su madre y hermanos que tenían su mismo corazón de hielo, no toleraban a esta chica  tan común, tan tierna, tan dulce  que al acercarse llenaba de calor cada rincón del castillo, lo cual les molestaba inmensamente, y a la vez abrumaba y dejaba sin aliento a Camilo. 

Pero esta incómoda situación era tan triste para ella , que cada noche terminaba peleando con Camilo, el  le gritaba y la tomaba bruscamente por los hombros, mientras que ella  solo lo miraba  en silencio y las lágrimas corrían por su rostro.
.
Noemí trató, realmente intentó con todas sus fuerzas cambiar a su príncipe, esperó mucho tiempo, pero para él, su frialdad era más fuerte que el inmenso amor que ella irradiaba.

Cierto día,  no aguantó más el ser maltratada y poco valorada, así que  decidió acabar su tormentosa relación, aunque al mismo tiempo sentía que su alma se partía cual cuchillo cortaba un limón, respiró hondamente, palpó su pecho y sintió que su corazón se salía, miró a su príncipe para decirle que se alejara de ella para siempre,  sus latidos eran tan apresurados  que  en ese preciso instante, sufrió un paro cardíaco y rendida a sus pies falleció, Camilo  Intentó reanimarla, pero su aliento la congeló por completo. Desde ese momento en la torre mas alta del castillo,  mantiene la fría estatua de su bella pueblerina."