lunes, 29 de septiembre de 2014

Carta a un amor platónico



 He vuelto en gloria y majestad para seguir entreteniendolos, además para agradecerles las visitas y lindos comentarios, lo siguiente más que un cuento, es una idea que me dio mi queria amiga Maria Cristina, un día conversabamos y me dijo: " que tal si escribes cartas a un amor y las recopilas en un libro", me pareció una buena idea, ser la voz de los que no se atreven a declararse o a dejar a alguien , y esta es la primera que ideé, a un amor platónico, espero les agrade, :)

“Querido Amor platónico:
Es difícil explicar esto sin caer en el cliché al estilo hollywoodense sobre una chica enamorada de una perfección inexistente, ni siquiera sé cuales son  tus gustos musicales, tus  películas preferidas, tus comidas favoritas, el café con una o dos de azúcar, etc.  Jamás te he visto enojado, triste  o tu sonrisa al disfrutar la vida.
La verdad es que no sé si los fines de semana te gusta salir con amigos, o solo disfrutar en casa, los paseos por la playa o la vista del campo, disfrutar de un café por la mañana o un té por la tarde, o si solo eres una de esas personas muy familiares que adora el ruido de los niños, y observar  a las mujeres de su familia riendo o hablando de la vida. Puede ser también que solo seas una persona solitaria a la cual le guste estar sola, reflexionar, leer un buen libro y ya.
No sé si ya tiene novia, o solo una relación casual, tal vez eres de esas personas que solo disfrutan el momento con alguna chica  que conociste  en una noche y que de esta te despides luego de un par  de horas con un beso en el rostro y la mirada fría, peor aún, puede ser que  estés atormentándo tus sueños y pensamientos  con una mujer de tu pasado, por lo que adoras sufrir,  o solo eres   un psicópata observador de mujeres en lugares oscuros y grabarlas con tu móvil.
Desde la primera vez que te vi, sentí algo  totalmente inexplicable, un nerviosismo extremo, un ansia por saber tu nombre y lo que hacías, cuando descubrí  que podía verte a menudo, sentí una alegría  y un palpitar agudo en mi corazón. Pero la primera vez que hablamos, sentí que oía una mágica melodía proveniente directamente de la luna o algo extremadamente romántico, percibí  que olía uno de los aromas mas exquisitos y embriagantes del mundo del mas acá y el mas allá al estar cerca de tí.

No me mal entiendas amor platónico, no soy ningún tipo de psicópata que intenta irrumpir en tu vida y destrozarla, tampoco sería capaz de acosarte hasta lograr un objetivo, ni yo puedo explicar este sentimiento que me hace muy feliz cuando te veo en la vida real y en mis sueños, pero muy triste  al saber que jamás sabrás de mi como  mujer o tal vez algo más simple, como amiga.
Para finalizar, ¿podría ser que solo me estoy ilusionando con algo que no me va a gustar?, ¿tendré miedo a un no de tu parte si decidiera declararme? Nunca sabré la respuesta a mis interrogantes, de cierto modo puede que mi atracción sea solo mi marcado instinto biológico o admiración hacia ti como un todo.

Sin más que decir, se despide atentamente,
Cualquier persona, en cualquier lugar.”