miércoles, 22 de abril de 2015

Para cada forma, una carta de Amor







Esta entrada me recordó a una frase de “City of angels”, no voy a describir la película ya que creo que la mayoría de ustedes la conoce, la frase dice así: “Prefiero haber olido una vez su cabello, un beso de sus labios, una caricia de su mano, que toda una eternidad sin ella.”

Pienso tal cual, aunque una relación termine en tragedia, sus consecuencias siempre traen algo bueno, mas vale haber amado y perder que nunca haberlo hecho, ¿verdad?. Excepto cuando eres de esas personas que se enamoran de psicos asesinos.

¡Oh si!, hoy es mi día sentimental, no abusen, no siempre lo soy (risas), aunque  no es malo demostrar, pero siempre lo preciso, ya que  en exceso no es conveniente porque  desde ahí provienen todo tipo de abusos.

Pero bueno, a lo que vinimos. Hoy quiero  citar fragmentos de cartas de amor de grandes personajes de la historia, las he leído, y vaya que manera de tener creatividad al momento de escribir al ser amado, cosa que en esta época ha ido en decadencia, aunque si acepto que me digan cumplidos en vivo y en directo, puedo decir que  lo bueno de la tecnología son esos hermosos mensajes de texto en algún momento del día.

.............................................................................................................................................
1)      Simón Bolívar a Manuela:
“Mi bella y buena Manuela: Cada momento estoy pensando en ti y en el destino que te ha tocado. Yo veo que nada en el mundo puede unirnos bajo los auspicios de la inocencia y el honor. Lo veo bien, y gimo de tan horrible situación, por ti; porque te debes con quien no amabas; y yo porque debo separarme de quien idolatro! Sí, te idolatro más que nunca, jamás. Al arrancarme de tu amor y de tu posesión se me ha multiplicado el sentimiento de todos los encantos de tu alma y de tu corazón divino”. Nada peor que estar comprometida con un hombre al que no amas, en esta época es mas simple, solo deshaces el compromiso y ya, porque eres más dueña de ti, pero aun así bajo este dolor, es un escrito lleno de romanticismo.

2)      Carta de Napoleón a Josefina:
“¿Cuál es el asunto tan importante que no le deja tiempo para escribir a su amante devoto? ¿Qué afecto sofoca y pone a un lado el amor, el amor tierno y constante amor que usted le prometió? ¿De qué clase maravillosa puede ser, que nuevo amante reina sobre sus días, y evita darle cualquier atención a su marido? ¡Josephine, tenga cuidado! Una placentera noche, las puertas se abrirán de par en par y allí estaré. De hecho, estoy muy preocupado, mi amor, por no recibir ninguna noticia de usted; escríbame rápidamente sus páginas, paginas llenas de cosas agradables que llenarán mi corazón de las sensaciones más placenteras. Espero dentro de poco tiempo estrujarla entre mis brazos y cubrirla con un millón de besos debajo del ecuador.” Incluso un loco como este es capaz de amar tanto, es por eso que no creo cuando las personas dicen que un asesino, psicópata, etc. No tiene corazón, claro que lo tiene, o lo tuvo, es solo que lo ha escondido muy bien.

3)      Carta de Beethoven a su "amada inmortal"
“Tu amor me ha hecho el más feliz y el más infeliz de los mortales. A mi edad necesito estabilidad y regularidad en mi vida, ¿puede esto coexistir con nuestra relación? Ángel, acabo de oír que va el correo cada día, y por lo tanto debo cerrar ésta, de modo que puedas recibirla la inmediatamente. Mantente tranquila; solamente al considerar tranquilamente nuestras vidas podremos alcanzar nuestro propósito de vivir juntos. Mantente tranquila, ámame, hoy, ayer. Qué nostalgia llena de lágrimas por ti, por ti, por ti, mi vida, mi todo. Todos los buenos deseos a ti. Oh, continúa amándome, nunca juzgues mal el corazón fiel de tu amado. Siempre tuyo Siempre mía Siempre de ambos”.  Pensando en el futuro, muy bien, primero lo primero, para pasar luego una eternidad con su amada, o lo que dure.

4)      Oscar Wide a Lord Alfred Douglas:
“Querido muchacho mío:
Tu soneto es completamente adorable y es una maravilla que esos labios de pétalo de rosa roja que tienes hayan sido creados no tanto para el canto musical como para la locura de besarse. Tu dorada y delgada alma deambula entre la pasión y la poesía. Yo se que Hyacinthus, a quien Apolo amó tan locamente, has sido tú en aquellos griegos días. ¿Por qué estás solo en Londres, y cuándo vas a Salisbury? Ve allí y refresca tus manos en la grisácea luz de las cosas góticas, y ven aquí cuando así lo quieras. Este es un lugar adorable; sólo faltas tú, pero ve a Salisbury primero. Con imperecedero amor, siempre tuyo Oscar”. El amor entre hombres también puede ser maravilloso, y muy romántico, claro que si, aunque con su cuota de candencia.

5)      Cartas de James Joyce a Nora:
“¡Eres mía, querida, eres mía! Te amo. Todo lo que escribí arriba es sólo un momento o dos de brutal locura! La última gota de semen ha sido inyectada con dificultad en tu sexo antes que todo termine y mi verdadero amor hacia ti, el amor de mis versos, el amor de mis ojos, por tus extrañamente tentadores ojos llega soplando sobre mi alma como un viento de aromas. Mi pija está todavía tiesa, caliente y estremecida tras la última, brutal embestida que te ha dado cuando se oye levantarse un himno tenue, de piadoso y tierno culto en tu honor, desde los oscuros claustros de mi corazón.
Nora, mi fiel querida, mi pícara colegiala de ojos dulces, sé mi puta, mi amante, todo lo que quieras (¡mi pequeña pajera amante! ¡Mi putita folladora!) Eres siempre mi hermosa flor silvestre de los setos, mi flor azul oscuro empapada por la lluvia.” . Pero que candente este Jamie, aunque me encanta su picardía y sinceridad, Nora debe haber sido del mismo modo, y muy sumisa para que la trataran de pututa, jejeje.

6)      Enrique VIII:
"Las demostraciones de vuestro afecto son de tal categoría, y los elevados pensamientos de vuestra carta háyanse tan cordialmente expresados, que me obligan a honraros, amaros y serviros sinceramente y para siempre, rogándoos que continuéis firme en el mismo propósito y asegurándoos que, por lo que a mí incumbe, no sólo he de corresponderos debidamente, sino rebasaros en lealtad de corazón, si ello fuera posible…
Vuestro leal y más seguro servidor...”. Leal servidor, pero jamás fiel, era un enamoradizo, incluso lograba que las mujeres que tenía en esa época le dieran la virginidad sin casarse, ¡pero que macho!

7)      Karl Marx a su esposa Jenny von Westphalen:
Amor Mío: ….En cuanto nos separa un espacio, me convenzo enseguida de que el tiempo es para mi amor como el sol y la lluvia para una planta: lo hace crecer. Apenas te alejas, mi amor por ti se me presenta tal y como es en realidad: gigantesco; en él se concentran toda mi energía espiritual y toda la fuerza de mis sentidos…. Sonreirás, mi amor, y te preguntarás que por qué he caído en la retórica. Pero si yo pudiera apretar contra mi corazón el tuyo, puro y delicado, guardaría silencio y no dejaría escapar ni una sola palabra. Carlos". Inclusive el no creyente Marx creía en el amor, que según el supera sus pensamientos.

8)      Alicia Urrutia a Pablo Neruda:
“Pablo  amor,  quisiera que esta carta llegue el día 12 de julio de tu cumpleaños. Pablo amor que seas feliz. Todas las horas del día y de la noche estés donde estés y con quien sea, sea sé feliz, te recordare, pensare en ti alma mía. Mi corazón esta tibio de amarte tanto y pensar en ti. Amor amado amor te beso y te acaricio todo tu cuerpo amado. Amor amado amor amor amor mío amor. Tu Alicia que te Ama". Como todos los amores de don Pablo, fugaces pero muy pasionales.

9)      Gabriela Mistral a Manuel:

“Deseo verte mucho más de lo que tú dices desear verme. Aún no es posible. Aprendamos a esperar. Yo no sé si en nuestro primer [encuentro] yo sea para ti como en mis cartas. ¡Te tengo un poco de vergüenza! Pero sé que deseo estar sola contigo para acariciarte mucho. Sé que querré tenerte entre mis brazos como un niño, que querré que me hables así, como un niño a la madre, desde la tibieza de mi regazo, y que cuando te bese perderé la noción del tiempo y el beso se hará eterno. Sé que me desvanecerá el goce intenso; sé que la embriaguez más intensa que me haya recorrido las venas la sacaré de tu boca amada. Sé que beberé un sorbo de dicha que me hará olvidar todos los acíbares que vengo bebiendo hace tantos años. Sé que seré capaz en mi exaltación de hacerme una prolongación de ti: de tu fervor, de tu alma suave, de tu carne misma. Manuel, yo espero la dicha de ti. Yo espero vivir contigo un momento supremo que pueda yo revivir en el recuerdo por cien años más de vida, sacando de esa visión divinización, dicha, para todo el resto de camino. Manuel, no puedo amarte más. ¿No lo comprendes así? ¿Pides más aún? En los labios mucho tiempo. Tu L.”.  Esto sí que es doloroso y extraño, siete años se escribieron sin verse ves alguna, un amor a distancia, pero, aún con la tecnología existente me pregunto, ¿ Como alguien dice amar sin haber sentido en vivo a otro?. 

viernes, 17 de abril de 2015

Cerca del bosque de la perra Blanca Nieves.

  

    Amigos, esperando que tengan un buen fin de semana, les traigo esta reflexión, para que disfruten con mi humor negro, saludos a todos.

  Esta semana me ha hecho reflexionar en cuanto a mis cuentos y opiniones sobre relaciones amorosas y el infinito idiota comportamiento de los hombres (no todos, para que no se molesten jaja).

    No  solo eso me indigna, ya que existen mujeres y mujeres, obviamente.
    ¿Que pasa con la Perra narcisista y abusadora de pequeños hombres sedientos de cariño? pobres inocentes calenturientos.

 Voy a explicarlo mejor para que no crean que estoy encapsulando en este punto a las mujeres empoderadas, que actualmente pueden pensar como los hombres o mejor que ellos, separando el sentir del sentimiento, priorizando su vida general antes que una relación en pareja, escalando cada vez laboralmente, etc.
 Tal como Sir Conan Doyle describe al personaje de Irene Adler en Sherlock, “tan inteligente como un hombre”, una forma muy machista de nombrar a este tipo de mujer, aunque esto fue hace más de 100 años, lo que con la modernidad se va multiplicando o mejor dicho se va notando más. Pienso que esto es muy bueno para el género.
En lo personal "yo" podría ser una mezcla de esta mujer con la romántica sentimental del siglo quinto dependiente del cariño y la ovación masculina.
 Todo esto dependiendo de la compañía y el estado de ánimo que a eso me conlleve. (risas)

    Ahora explicaré la contra parte de estas mujeres empoderadas y llenas de éxitos cosechados a título personal las cuales aún al cometer errores, aprenden de ellos, y siguen adelante.
.
     La quise llamar “perra Blanca nieves”, ya que se refiere a una mujer aparentemente hermosa físicamente, con voz y mirada inocente, rodeada de hombres desde el tipo más aborrecido como el gordo friki o Gollum, pasando por el guapo turco de novela nocturna, rogando por un espacio en su corazón, o mas realistamente, un espacio en su entrepierna.

   Estos hombres son  capaces de llevarle el desayuno, almuerzo, cena, incluso obsequiarle lujosas joyas, ropa, lencería, es mas, su babeo constante los hace ineptamente pagar sus cuotas de la Visa, MasterCard, préstamo hipotecario, etc.,
 Están al acecho esperando que se asome la oportunidad de ser parte de ese delicioso cuerpo el cuál muestra de modo descarado con el cartelito de inocencia al muy modo pin up de los años 40, lo que a respuesta de la muy Zorra descarada “no va a suceder señores”.

Ella tiene a sus enanos predilectos escogidos para pagarles sus regalías en “cómodas cuotas carnales”, como diría una amiga. Los demás son solo para resolver sus caprichos mínimos.

   Me pregunto, ¿Dónde estás bruja envidiosa, para desterrar o envenenar a esta perra blanca nieves?. Tal vez te has perdido en el p$%&@o bosque con el leñador, el cuál luce como  un sexy  modelo de boxers Arrow o Calvin Klein.
 Mientras estás gozando con el leñador, nosotras esperaremos a que aparezcas, o  a que la incompetencia laboral de la propia blanca nueves, la lleve a la desesperación y se aleje para siempre de nuestras vidas.

    Otra idea sería esperar a que los hombres desarrollen de mejor modo el lado intuitivo para con este tipo de perras, ah, pero es imposible, jamás sucederá.

Mejor esperamos a la bruja, o que el cuerpo de la Blanca nieves tan utilizado como un cajero automático en pleno centro comercial,  le pase la cuenta,  he dicho!.


FIN